lunes, 2 de marzo de 2009

Peronismo de otras épocas



Leí hace unos días el siguiente texto y me sorprendió corroborar que eso que hoy llamamos "peronismo" existió hace mucho tiempo atrás, allá por los años en los que nuestra América todavía creía en la unidad, donde NOSOTROS podría llegar a significar mucho más que YO, el texto es de Eduardo Galeano de su libro "Memorias del Fuego":


Las ideas de Simón Rodriguez (Para enseñar a pensar)


Hacen pasar al autor por loco. Déjesele trasmitir sus locuras a los padres que están por nacer.
Se ha de educar a todo el mundo sin distinción de razas ni colores. No nos alucinemos: sin educación popular, no habrá verdadera sociedad.
Instruir no es educar. Enseñen, y tendrán quién sepa; eduquen, y tendrán quien haga.
Mandar recitar de memoria lo que no se entiende, es hacer papagayos. No se mande, en ningún caso, hacer a un niño nada que no tenga su "porque" al pie. Acostumbrado el niño a ver siempre la razón respaldando las órdenes que recibe, la echa de menos cuando no la ve, y pregunta por ella diciendo: "¿Por qué?". Enseñen a los niños a ser preguntones, para que, pidiendo el porqué de lo que se les manda a hacer, se acostumbren a obedecer a la razón: no a la autoridad, como los limitados, ni a la costumbre como los estúpidos.
En las escuelas deben estudiar juntos los niños y las niñas. Primero, porque así desde niños los hombres aprenden a respetar a las mujeres; y segundo, porque las mujeres aprenden a no tener miedo a los hombres.
Los varones deben aprender los tres oficios principales: albañilería, carpintería y herrería, porque con las tierras, maderas y metales se hacen las cosas más necesarias. Se ha de dar instrucción y oficio a las mujeres, para que no se prostituyan por necesidad, ni hagan del matrimonio una especulación para asegurar su subsistencia.
Al que no sabe, cualquiera lo engaña. Al que no tiene, cualquiera lo compra.



Creo que algunas cuestiones que se plantean son totalmente válidas en estos tiempos.
Hoy en día se los critica a los docentes porque hacen un reclamo justo y cuando las cuatro entidades más poderosas del país decidieron establecer un lockout y desabastecernos por meses, gran parte de la sociedad consideraba correcta la medida. Sin lugar a dudas, esto nos hace pensar cuantas cabezas han sido devoradas por el individualismo y el "sálvese quién pueda, y si soy yo mejor" y cuanta razón tenía este hombre, allá por el 1800, al plantear una educación para pensar.
Lamentablemente, hoy vemos el fruto de las políticas que forman gente que considera a su cerebro un músculo más que ha dejado de ejercitar.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Por mi parte considero muy cierto tu comentario respecto de la educación y lo que ello implica para la sociedad. Sabemos qué en la medida que más conocemos, somos mas libres para decidir y es en base a esto también, que vamos haciendo nuestro camino. Muchas veces culpamos con razón a la década donde ciertos personajes le metieron a muchos en la cabeza –y con algunos lo lograron- esto de que primero el Yo y después los demás. No te parece que lo vemos todos los días en lo que llamamos Público?. La impresión que me da, es que la gente cree que lo público no es de nadie cuando en realidad es de Todos. Y es justo este "imaginario colectivo" el que hace a gran parte de la sociedad llevarla a la miseria en todo sentido. Es este conjunto de valoraciones que ciertas veces es solo discurso pero otras tantas, conjunto con la práctica. Será que muchos se están identificando con los valores de otros? O quizás ni siquiera sepan cuales son los valores reales de aquellos sino tal vez no estarían donde están muchas veces. Por eso valoro a la “Educación para Pensar” porque es justamente la que nos permite la mirada critica. Además como dice García Márquez: “La interpretación de nuestra realidad con esquemas ajenos sólo contribuye a hacernos cada vez más desconocidos, cada vez menos libres, cada vez más solitarios”.-

leo tze dijo...

Justamente, como en todos los inicios de ciclo lectivo, los docentes se encuentran en plena pelea por una recomposición salarial. Sabemos que el reclamo es justo, que deberían poder vivir dignamente con un solo cargo y con horas institucionales pagas. Se podrá llegar a ese objetivo si se concibe la lucha como un proceso que tiene que ser conducido con inteligencia y sin mezquindades (por ello deploro el divisionismo de la FEB, de la oposición del SUTEBA y del pseudo gremio UDOCBA). Muy apropiadas las palabras de Simón Rodriguez. Un abrazo fraterno.

generalrock dijo...

excelente nota y muy importante tio.coincido con anonimo y leotze,y con la difusion de este asunto tan humano y tan crucial para nuestra sociedad,es que en la agenda publica tanto la salud y la educacion son de primer orden para beneficiar a nuestra pueblo.impresionante la frase de garcia marquez anonimo,muy reveladora para el bienestar del conjunto el bienestar social.UN ABRAZO FRATERNO.VP

Anónimo dijo...

Hay que enseñar a pensar, ciertamente, pero incluso antes que cualquier esquema o instrucción abstracta, haya que ponderar la experiencia más básica, estrictamente humana, de los sujetos de la educación, experiencia que siempre supone un saber (la "tabula rasa" es en verdad una ficción pedagógica). También allá por 1800 decía Destutt-Tracy: "Todo hombre que habla tiene ideas de ideología, de gramática, de lógica y de elocuencia. Todo hombre que actúa tiene sus principios de moral privada y de moral social. Todo ser que solamente vegeta tiene sus nociones de física y de cálculo; y por el simple hecho de vivir con sus semejantes tiene su pequeña colección de hechos históricos y su manera de juzgarlos."
Saludos
Agnóstico

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Grants For Single Moms