miércoles, 4 de marzo de 2009

En relación a la dispersión del campo popular


Todo el tiempo gira en mi cabeza una pregunta, a la que no he logrado encontrar una respuesta. Pero por estos días esa pregunta se agiganta, y me duele la cabeza. Es por eso que la tiro al blog, para ver si entre todos le podemos dar forma a una respuesta.
Estamos siendo testigos de como la llamada oposición se junta, se amucha, se sacan fotos, sin importar mucho quién es el de al lado (en realidad importa). Y como dice y hace la sra. Carrio, los límites se mueven todo el tiempo. La derecha se une, sin ningún tipo de prurritos.
Ante este contexto, el llamado campo popular se disgrega, se separa, se ofende. Ceballos, Tumini, Pino, Lozano, Alcira Argumedo. Se corren de las cercanías del gobierno y se ponen en la oposición, la alimentan, le permiten crecer. Los progresgorilas cuando se tienen que defender te tiran esos nombres por la cara. Te los refriegan, y particularmente, me duele. Me da Bronca. Solo atino a decir traidores. ¿Porqué nos separamos, nos dividimos?. A la izquierda la dejamos de lado, ya que son once partidos y diez militantes. Pero los Nac & Pop. que somos muchos más, tenemos que aprender a juntarnos, con más o menos criticas.
Pienso que hay mucho vedetismo entre varios dirigentes populares. Todos quieren mostrar que la tienen más larga (perdón chicas, no soy machista), nadie se quiere correr del lugar de conductor de un sector.
Pero algo más debe haber. Largo la discusión. ¿porqué el campo popular se divide cuando es necesario estar unidos frente al avance de la derecha?

8 comentarios:

ramon dijo...

tío, es algo que ya me he respondido. De la izquierda no me asombra, en realidad me asombra la postura del PC que parece saber, como diría galasso quien es "El enemigo principal y los aliados posibles", los demás parecen no entender al peronismo, y cuesta decir de un tipo como pino, pareciera que el tipo hizo una peli, y antes de estrenarla, los K estrenaron otra como la de él, y eso le rompió las pelotas. Desde el "campo polpular" como te pueden tirar en la cara que un tipo progre escribe en "La Nación"?
¿Hasta cuando la puta izquierda va a tener en cuenta lo que piensa el pueblo de adentro, morochón y humilde, el campesinado y el obrero, que hoy está con el proceso de cambio? Dejar de creer que solo ellos tienen la verdad, si hasta parecieran corroborar el discurso de "todo por el choripán"
O no entienden que hoy vivmos la época más cercana al '45? aunque todavía sea distante...
tanto les jode?

muchas gracias por el blog

ramon dijo...

perdón, quise decir "¿Hasta cuando la puta izquierda va a DEJAR DE tener en cuenta lo que piensa el pueblo de adentro, morochón y humilde, el campesinado y el obrero, que hoy está con el proceso de cambio?

martin j.d. dijo...

Este año voto por primera vez y si hay una figura que no me inspira mucha simpatia o confianza es la de Carrio. Creo que desde que tengo memoria la vengo viendo aparecer en television, y desde la primera vez solo vi denuncias tiradas al aire que nunca se concretaron en nada y cosas asi, nunca supe de algo concreto que haya hecho en todo este tiempo. Puede parecer un planteo un poco burdo pero aun asi me parece significativo.

Anónimo dijo...

La crisis de representación del 2001 no se resolvió. Kirchner pareció interntarlo con la "transveralidad", Cristina (a quien voté) con la propuesta de transformación institucional. Ambas cosas naufragaron. En relación a esto la dirigencia en general sigue sin encontrarse con la sociedad y el tipo de "liderazgo" que se ha ido imponiendo (el de los "partidos a medida" según la misma presidenta -nobleza obliga, un poco ciega sobre si misma) tiene que ver con los juegos de poder mediáticos de los mismos dirigentes sin base alguna que pueda presionarlos en un sentido clásico, más o menos autónomo, participativo o como se quiera nombrarlo. Lo que se dio en llamar "nueva derecha" no es para mi más que eso, dirigentes que hoy pueden decir una cosa y mañana otra según les convenga sin tener que responder ante nadie en la mayoría de los casos (siempre hay excepciones por supuesto), que pueden hablar de democracia o de república sin siquiera nombrar al pueblo y a su organización.
Con respecto a Pino, Lozano, Argumedo, Bonasso y otros siempre se diferenciaron, no es nuevo (y en el congreso no dejaron de ser razonables). Lo nuevo es lo de Tumini, que tiene que ver según sus dichos con la pejotización del gobierno, su decisión de recostarse en los caciques del conurbano y los sapos que el pragmatismo les obligaba a tragar (Rico entre otros)
¿Por qué no se une el campo popular? Entiendo que el gobierno tiene parte importante de responsabilidad sobre eso.
De cualquier manera no creo que en general esté demasiado preocupado por la sangría del ala progre, aunque más no fuera por que piensa que puede reencontrarse con ella, sino más bien de esa otra que viene del interior y en parte se relaciona con el conflicto agrario (y el oportunismo político).
Saludos
Agnóstico

Tío dijo...

Gracias por sus comentarios. Con algunos comparto ideas con otros no tanto. Pero estamos para eso. Debatir. En base a lo dicho por ustedes, escribiré en el blog, para ampliar la discución. salute, felicidades.
Tío

Anónimo dijo...

Dele, escriba nomás, que la construcción política es impotante (yo diría esencial) para el proyecto popular y a veces se la subestima.
Saludos
Agnóstico

El tío Cámpora dijo...

Verdaderamente la izquierda nunca entendió al peronismo, y salvo algún caso excepcional siempre se opuso al movimiento peronista. Por lo tanto no podemos pedir que cambie en estos tiempos en los que ni siquiera está el general. Martín J.D. por dios no votes a carrio......es lo mas parecido a una psicopata delirante que se ha visto en el mundo....ahora ella es más campista que el campo...una cosa increible. Abraaaazoo

leo tze dijo...

Dice Galasso en un reciente reportaje (Revista Debate) que le molesta mucho la soberbia de la izquierda abstracta (en ella incluye a Pino Solanas). Posicionado dentro de Carta Abierta señala que el apoyo al gobierno no es oficialista. Cree que Kirchner no tuvo otra salida que asumir la presidencia del PJ pero aclara que "construir desde arriba es muy riesgoso, sobre todo con intendentes tan peligrosos". Sobre la caracterización del actual gobierno (del 2003 hasta hoy) recuerda las condiciones en que K llegó al poder, la carencia de cuadros y de militancia propia y que "por eso tiene que negociar de forma permanente"; destaca aspectos positivos (economía productiva, industrial, recuperación de los trabajadores) "aunque hay experiencias que son contradictorias". Considera que "la resolución 125 fue un intento de redistribuir el ingreso, aunque es cierto que tuvo algunos errores". Expresa que medidas como el avance sobre las AFJP o el freno al avance del ALCA "lo llevan a galopar al costado del oficialismo manteniendo la independencia ideológica, política y si es posible organizativa" (según Galasso "dentro del oficialismo uno pierde toda posibilidad de espíritu crítico y de independencia, y así tampoco le hace nada bien al oficialismo"). Creo yo que por todo esto son saludables los intentos de construcción política que, sin hacerle el juego a la "derecha", logren conformar nuevas alternativas superadoras de los anquilosados aparatos organizativos que como tales no pueden seguir representando cabalmente los intereses del campo popular.

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Grants For Single Moms