martes, 11 de agosto de 2009

Un aporte a la fumata

Desde el Estado hace un tiempo se viene lanzando la idea de la despenalización de de la tenencia de drogas ilegales para consumo personal. Esto para las mentes conservadoras de la sociedad argentina es un tabú, ya que esta instancia es la primera puerta a abrir para dar una discusión seria sobre la complejidad del consumo de drogas ilegales entre nosotros.

Uno de los datos para empezar la discusión fue brindado por el Ministerio se Seguridad de la Nación. El 70% de las causas judiciales por drogas son contra personas que fueron detenidos con sustancias prohibidas para consumo personal. Para los pobres la cárcel y los institutos de menores; para los pibes de clase media y media alta, el garrón de ser catalogados como adictos enfermos, con las consecuencias que esto conlleva a nivel social y cultural en relación con la familia o en instituciones donde concurre.

La historia nos dice que desde las primeras civilizaciones los hombres consumían sustancias psicoactivas, alucinógenas y/o depresivas. Antonio Escohotado escribio La Historia General de las Drogas de recomnedada lectura. Allí el sociólogo español hace un recorrido por el uso de las sustancias en antiguas civilizaciones. Los magos, los chamanes, los sacerdotes las utilizaban con fines mágicos o para realizar las predicciones.

Los Estados Unidos iniciaron la campaña para ilegalizar muchas de las drogas de consumo masivo. En el país de América del Norte La cocaína, la marihuana y el opio se consumían libremente. Pero durante los primeros años del siglo XX USA inicia un campaña para colocarse como la nación moral del mundo y junto con ello inicia una cruzada de control social. Durante la crisis económica inciada en 1929 con la llegada de inmigrantes chinos y mexicanos, se comienza una campaña publicitaria para asociar a estas personas que llegaban a disputarles los puestos de trabajo a los norteaméricanos con las drogas y la violencia. Esa campaña asocia al consumo de drogas con el delito y a este con los mexicanos y los chinos. Los chinos consumen opio y los mexicanos Marihuana. Estas sustancias son prohibidas. Salvo para los blancos, que las pueden comprar recetada por médicos.

En Argentina, donde estas sustancias se consumen en mínimas cantidades, esta doctrina es aceptada y también se prohiben.

En la década del '50 aparecen las luchas de los negros por sus reivindicaciones sociales, por sus derechos. Los negros son violentos porque consumen cocaína. Cometen delitos violentos porque están bajo los efectos de esa sustancia adictiva. En los '60 y en los '70 a los jóvenes rebeldes, que sueñan o pelean por un mundo más justos se los persigue por las sustancias que consumen. Excusa para encarcelarlos y controlar los movimientos políticos y sociales.

Hoy la problematica del consumo de drogas ilegales es vista como si hubiera caído del espacio. Y la droga se instala entre nosotros como algo nuevo y nocivo. Claro que son siempre los pobres los que son acusados de consumirla y de esta manera cometer delito. Siempre control social. En las clases alta se invisiviliza, nadie habla. Y cuando sale a la luz es como una enfermedad. Como si fuera un virus que se introduce en los cuerpos de las personas y allí se disemina por todo el interior hasta tomar las mentes.

Es cierto que hay personas adictas de todas las edades y que para ayudarlos no solo es necesario trabajar desde lo individual, sino que hay que hacer hincapié en las condiciones de vida que cotidianamente afrontan millones de jóvenes pobres, sin posibilidad de constituirse como seres. Sin posibilidades de ser. En las condiciones de vida de los grupos de clase media y media alta, que viven consumiendo fármacos legales para escaparse de la vida llena de bienes, pero muchas veces vacía de valores colectivos que en primera instancia son los que nos constitutuye como como un todo social.

En definitiva, y para no aburrirlos más, la despenalización de la tenencia para consumo personal es la primera puerta que habría que abrir para empezar a hablar sobre las drogas y su consumo. Pero sobre todo para empezar a trabajar en el mejoramiento de las condiciones de vida de millones personas que andan buscando una vida digna.

5 comentarios:

burgues asustado dijo...

muy bueno el comentario cumpa, hay que militar esto también y hay que ser serio...aunque se fume. un abrazo.

maría juana dijo...

apoyamos la despenalización de la tenencia para consumo personal

combatamos el narcotráfico

Ramufulus dijo...

yo les recominedo el siguiente documental:
The Union
The Business Behind Getting High
(2007)

TORRENT
http://www.estrenos-sub.com/estrenos/BitTorrent-1023--The-Union---The-Business-Behind-Getting-High-V_O_Sub_Espa%C3%B1ol-2007-DVDRIP-Xvid-Ac3-5_1-704x398.html

EMULE
http://www.estrenos-sub.com/estrenos/Elinks-4234--The-Union---The-Business-Behind-Getting-High-V_O_Sub_Espa%C3%B1ol-2007-DVDRIP-Xvid-Ac3-5_1-704x398.html

Salute!! y que golazo de Nestor el de ayer!!!

El tío Cámpora dijo...

Ramufuluz, la puso en el angulo. Como hago para bajar ese documental. Tengo que tener esos programos?

Ramufulus dijo...

Si, lo bajas con emule o con alguno de torrent, un enlace para cada uno de los sistemas. Pero si se te complica despues te paso una copia del mio.
Saludos

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Grants For Single Moms