domingo, 30 de agosto de 2009

Algo más para decir



Ya esta la Ley de servicios audiovisuales en el congreso. El oficialismo intentará tratarla lo antes posible, aprovechando el impulso del fútbol para todos. Los opositores, los republicanos, más de lo mismo. En contra porque la credibilidad del gobierno, bla, bla, bla. La cantinela la conocemos de memoria.

Son incapaces de visualizar que esta ley es un beneficio a futuro para ellos. Si vencen en las elecciones del 2011 deberán enfrentar a los mismos poderes mediáticos que confrontan al gobierno de Cristina mintiendo descaradamente. O piensan que todas su medidas tan nobles, como la de acabar con la pobreza, a va a ser aplaudida por Clarín.

La obviedad de que lagente republicana no quiere un carajo tocar el sistema de injusticia, que los gobiernos K con todas sus falencias viene intentando hacer más justo, que hambrea y deja en situación de miseria a millones de argentinos es inocultable. Pero sin embargo se esconde disfrazada en la "verdad" de los venerables y creíbles periodistas que día a día construyen la agenda de lo que nos debe importar.

Los argentinos pobres, marginados, humildes, discriminados, prejuciados hasta al hartazgo deben ser el horizonte de toda política que se precie de solidaria.

Los gobiernos de Néstor y Cristina han realizado mucho. Y si nos ponemos a mirar con detalle la sociedad argentina, nos daremos cuenta que lo hecho roza lo demasiado. Luego de las conquistas del primer peronismo: "...la política oficial transformó el patrón de distribución del ingreso: la retribución a los asalariados superó por primera vez el porcentaje del ingreso neto de los empresarios y profesionales" (La industria peronista, Claudio Belini). Luego de treinta años de destrucción total del llamado estado de bienestar. Con los militares asesinos primero y luego, con los liberales del menemato al frente, la sociedad argentina sufrió un cambio muy profundo.

D' Elia hace unos días en el programa 6,7,8 realizó una síntesis simple y bastante contundente. Refiriéndose a la sociedad argentina dijo que primero fue el miedo introducido en todo el cuerpo social por lo militares, luego el egoísmo, el individualismo profundo con el que el menemato regó sobre la Argentina y que se hizo carne en gran parte de la sociedad. Miedo y egoísmo conforman el rasgo característico de la mayoría de la sociedad. Prácticas culturales que se han naturalizado en todos los grupos sociales por igual.

Miedo a los chorros, a los pobres, a los drogadictos, a la solidaridad, a levantar la mirada y ver que hay otro. Miedo que se otro me interpele, miedo al abrazo, al afecto. Egoísmo de perder los maravillosos bienes que la cultura del consumo me permite adquirir con el sudor de mi frente. Miedo a dejar de ser exclusivo, de dejar de ser gente para pasar a ser el otro, el de visera. Ese que anda atrás del chori y la coca, el que vive del estado, sin trabajar. Ese que nunca tuvo la posibilidad de conocer la dignidad que regala el trabajo.

El horizonte está lejos. Pero hacía allá debemos ir. No claudicar y seguir peleando desde la descripción de la realidad, desde la pelea por el poder decir, por la fuerza que da el decir y por el poder del discurso como herramienta de la transformación de los hechos concretos.

3 comentarios:

La Pampa Peronista dijo...

Tio, no se caliente por la foto de Evita!.

Pero tampoco sea hipócrita de creer que Eva es sólo tripera!.

Evva es de todos! y también pincha.

Un abrazo grande.

El tío Cámpora dijo...

Cumpa, es el dolor. Que se le va a hacer...

grace dijo...

Yo no creo que para alguna oposición sea un beneficio a futuro. Ellos son conscientes,como lo fue Me*em, como Delaruga, que el primer día de su gobierno van a consensuar con el Poder hasta dónde pueden llegar. El problema es que, acordar con el POder significa otro helicóptero y otro 2001. Pero, total, el hambre la pasan otros...
Ahora, hay otros sectores de la oposición que deberían mostrarse más independientes de las corporaciones mediáticas, justamente porque son más honestos (creo). El problema es tener las bolas para eso. Y ahí vamos a ver quién es quién.
Esta ley la tienen que defender los sindicatos, las organizaciones sociales, y en la calle. No hay otra.
La Presidenta hizo lo que tenía que hacer. Ahora nos toca a nosotros.

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Grants For Single Moms