sábado, 16 de enero de 2010

La vigencia de un grande

Mientras no podemos bajar la retaguardia ni un momento, que los grupos de poder están más que al acecho. Ya que Clarin tiene a su ministro de economía en funciones (Redrado), ya que los medios privados de comunicación no paran con sus campaña antigobierno y la llamada centro izquierda continua siendo funcional a la derecha. Debemos preguntarnos por qué una gran parte de "lagente" compra el discurso egoísta y miserable que venden todos los días, los tipos y tipas que hacen de la desconfianza hacia el otro y de la individualidad el supremos dios.

Para intentar responder esto no hemos encontrado mejor recurso que recoger la palabra de ese intelectual popular llamado Arturo Jauretche.

"Siendo (Darío) Alessandro intendente de Rojas, se recibió de maestra una chica muy pobre del pueblo, él le consiguió empleo. Nunca ésta había salido del ámbito reducido del pueblo, y para que conociera Mar Del Plata le consiguió un pasaje y una estada de diez días en e balneario por turismo social, Esto pasó hace diez o doce años. Pues bien: este verano último Alessandro encontró a la madre de la maestrita y le preguntó:
- ¿Ha ido este año la nena a Mar Del Plata?
Y la madre contestó:
-No, ahora va a Punta Del Este. A Mar Del Plata va cualquier clase de gente.
Esto lo citó para que se vea que los tilingos andan por todas partes t no son necesariamente pitucos. Cualquier guarango botellero, una vez que se "para", ya empieza a razonar como tilingo y a despreciar a los que vienen atrás. Y a pensar como si lo hubiera heredado." ( Santo y Seña 1962)"

Con algunas variaciones de contexto, estas palabras se ajustan de maravillas con lo que ocurre en nuestra sociedad. Si el negro tiene lo que yo, quiere decir que soy como él. Pierdo mi privilegios de clase. Que el negro se quede donde esta. Y claro, si logre blanquearme, es por mi, nadie me regalo nada.

3 comentarios:

Emy dijo...

¡Brillante verdaderamente! Lo paradójico con los tilingos es que no saben que la élite no puede reconocer un sistema de materialidad, porque si sus meritos son alcanzables, o dependen de cuestiones empíricas, cualquiera podría obtener el titulo, para ellos la sociedad jerarquizada excede lo terrenal, nunca van a ser aceptados, sólo terminan por ser los imbéciles útiles, quedando ahí, apostando al bienestar de otros por facha y escupiendo al cielo. Todo un tema.
Muy simpático tu blog.
Cariños

gem dijo...

Un grande Jauretche, los tenía a todos calados.
Muy bueno todo el articulo, el problema es como les hacemos entender a que lugar pertenecen.

Maria Irma dijo...

quien les hace entender a los tilingos a que lugar pertenecen? muchos años de gobierno popular,seguramente cambiaría la forma de pensar y ver el mundo y la vida a mucha gente... tilingos incluidos
MI

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Grants For Single Moms