miércoles, 21 de octubre de 2009

Pobreza y universalización


Todos los opositores hablan, se indignan y se escandalizan con la pobreza que sufren millones de compatriotas. Hoy la iglesia de los bienaventurados pobres que tienen ganado el reino de los cielos, presenta junto con la CC, su plan de asignación universal para todos los menores de 18 años. Ojalá que también propongan que interés económico se va a tocar para tener los fondos necesarios.

El gobierno conducido por Cristina, también presentara un proyecto de asignación de recursos a los hijos menores de 18 años, pero, de aquellas familias que no tienen ingresos en blanco, o para aquellos que están desempleados.

Es cierto que la mejor manera de distribuir la riqueza es generar trabajo genuino y bien remunerado. Los dos gobiernos Kirchneristas han llevado esta estrategia, que como todos sabemos, ha bajado ostensiblemente el desempleo y la pobreza en nuestra Argentina.

Pero la pobreza sea transformado en un problema estructural, que no solo tiene relación con la carencia de bienes económicos, sino que la perdida de valores culturales, que el estado de bienestar había distribuido entre todos los sectores sociales, creando una sociedad cohecionada, y donde los argentinos tenían la posibilididad cierta de, llamemoslo, progreso o ascenso social.

El primer peronismo, además de generar trabajo, poner en funcionamiento todo el mecanismo de seguridad social que respaldaba y aun hoy respalda, los derechos de los laburantes; llevaba adelante políticas universales.

Políticas dirigidas a las mujeres, a todas, a los chicos, a todos. Las Obras de la Fundación Eva Perón así lo demuestran, los juegos Evita también, la política educativa inclusiva. No existían las políticas focalizadas, que son las que proponen las entidades financieras internacionales como el BID.

No es la intención descalificar miles de proyectos que llevan adelante compañeros, y que por sobre todo, tienen buenos resultados en las comunidades donde se realizan. Pero tenemos que volver a cambiar ese paradigma impuesto por el neoliberalismo. Necesitamos trabajar por la creación de proyectos sociales, culturales y económicos universales. Donde toda la sociedad sea parte. Y no seguir fraccionando la sociedad, al contrario, la comunidad debe pensarse como un todo, son sus lazos sociales reconstruidos y con la solidaridad como el valor fundante.

El proyecto de asignación para los chicos menores de 18 años es una camino, un avance. Nobleza obliga, fue la CTA, la impulsora de esto, y lo batalla desde hace mucho tiempo. Bienvenida la decisión del gobierno de tomarla y llevarla adelante.

Humildemente considero que las políticas universales son el camino a seguir. Es un desafio inmenso, sobre todo volver a pensar con una cabeza post neoliberalismo en lo que respecta a políticas sociales.

2 comentarios:

Horacio Aldo Cingolani dijo...

RESPONDA esta ENCUESTA EN www.argentideas0047.blogspot.com
1-Los pobres son pobres porque son indolentes, porque siempre habrá pobres.
2-La sociedad debe ser solidaria con ellos y dedicarles buena parte de los impuestos.
3-Los subsidios para los pobres no debieran existir en un país.
4-El Estado debe promover planes que estimulen trabajo para todos.
5-Cuando los ricos ganen mucho entonces los pobres mejoran su situación económica.
6-La educación bien encarada hace que en el futuro haya menos pobreza.
7-La ayuda social siempre debe tener una contraprestación de trabajo y de estudio.
8-El crecimiento económico es el mejor camino de valorización del empleo.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo.La focalización de las políticas sociales habla de un Estado primermundista, al estilo sueco o noruego. Por estos lados, la deuda social social tiene otras caraccterísticas históricas.
LOMJE

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Grants For Single Moms